FISCAL ABBOTT: SECRETO Y CORRUPCIÓN

La historia nos ha enseñado en incontables ocasiones, que el secreto siempre va muy de la mano de la corrupción, por el simple hecho de que si algo se desconoce, tal asunto reprochable para la sociedad, simplemente no existe en nuestra percepción como ciudadanos, y cuando tal asunto se conoce, el desprestigio es total para ese servidor público que traiciona la fe de la sociedad, y que es desnudado como corrupto; gracias tanto a la prensa de investigación y/o a las indagaciones hechas en Tribunales.

Ejemplos hay muchos, quizás se nos viene a la mente el caso de espionaje Water-Gate, que significó la renuncia y el total descrédito de Richard Nixon, revelado gracias a la valiente investigación de dos periodistas; pero me quiero centrar en uno en particular del ámbito judicial, y que deja en mal pie a nuestro Fiscal Nacional Abbott.

La Democracia Cristiana desapareció totalmente del espectro político italiano a comienzos de los años 90s, gracias a investigaciones judiciales certeras e independientes, hechas por Fiscales, personas de carne y hueso que jamás se amilanaron a presión alguna ni sucumbieron a superiores que coartaron su trabajo, ni siquiera ante torcidas interpretaciones legales, como fue el caso del Fiscal Antonio Di Pietro en el proceso “Manos Limpias” quién hizo a lo menos declarar a todos involucrados en corrupción.

Desde el término de la Segunda Guerra Mundial hasta inicios de los 90s, la DC, junto a otros partidos tradicionales, habían poseído salvo breves períodos, total hegemonía del ámbito político  y en los grupos de poder, pero gracias a las investigaciones judiciales hechas por los referidos Fiscales, se constató una oscura red corrupción, sobornos y financiamiento ilegal o moralmente cuestionable de tales partidos políticos, en donde estaban involucrados senadores, diputados, ministros y empresarios favorecidos por leyes obtenidas mediante sobornos (¿les suena parecido al caso Corpesca, Aguas Andinas, CHV, Alsacia, Penta, BCI etc?).

El descrédito de la DC italiana y los demás partidos tradicionales fue total, en donde si bien hubo medios de prensa que realizaron impresentables campañas de relaciones públicas, intentando que el escándalo se olvidara (¿les recuerda a cierta prensa chilena que entrevista a un involucrado en corrupción  para que comente de otro tema?), los italianos comunes y corrientes manifestaron su total repudio, mantuvieron la madurez al permanecer informados, e incluso arrojaron monedas y billetes a todos los involucrados, más allá si sus acciones eran o no delitos, sino solo por el hecho que tales acciones eran una afrenta a la fe pública, al punto que la DC y los demás indagados desaparecieron de la política italiana.

Aun está por verse si los chilenos poseemos la madurez para castigar electoralmente a todos los partidos políticos involucrados en corrupción, tal como hicieron los italianos; está por verse si poseemos algún grado de adultez para recordar y castigar los hechos de corrupción que hemos conocido; pero sin duda la remoción del fiscal Arias del caso Corpesca, hecha por Abbott, se interpreta como una acto de censura a la verdad para poder conocer todas las aristas existentes, a objeto de indagar los sobornos realizados a servidores y funcionarios depositarios de la fe pública, hechos que nos han consternado profundamente; y que por cierto tal remoción, contradice totalmente el ejemplo que nos dio el Fiscal Antonio Di Pietro, en la depuración de la política italiana.

(*) Columna de opinión publicada en el blog Coyuntura Política

Anuncios
FISCAL ABBOTT: SECRETO Y CORRUPCIÓN

Director de Carabineros y las AFPs

Nadie medianamente informado puede desconocer la importante labor que realiza Carabineros de Chile y el enorme sacrificio que ello implica, de parte de las mujeres y hombres que integran esta institución policial; es más, me imagino que muchos de nosotros compartimos la idea de que tales funcionarios del Estado, tengan acceso a un buen sistema de previsión. Pero a mediados de Agosto, nos tocó presenciar una gravísima situación en la que se involucró su General Director.

El General Villalobos, mediante un video dirigido a los integrantes activos y en retiro, ampliamente difundidos en Redes Sociales, y que emanó efectivamente de portales oficiales como ocurrió en Twitter, en medio del total cuestionamiento al sistema de las AFPs por no otorgar las jubilaciones prometidas; llamaba a “la calma” sobre el hecho de que sus sistema previsional no iba a ser alterado y que el referido funcionario del Estado “iba a ser el primero en defenderlo”; tales expresiones son sumamente graves en razón que son deliberantes, quedando los miembros de este cuerpo policial, total e inconstitucionalmente prohibidos de tal acción (art. 101 inciso final de la Constitución).

¿Y qué significa ser deliberante? En sencillas palabras es involucrarse en política, y el Director de Carabineros al momento de hacer presión para evitar que su sistema previsional sea modificado, se involucra en las políticas públicas que justamente cuestionan la situación de privilegio que posee frente a los ciudadanos que son obligados a cotizar en las AFPs, en que incluso muchos realizan funciones tan importantes como las policiales, tales como los servicios de salud de emergencia, controladores aéreos, servicios sanitarios etc.; sin olvidar que tal privilegio es totalmente inconstitucional (art. 19, Nº2, inciso primero, primera parte).

¿Y por qué se le prohíbe a Carabineros y FFAA ser deliberantes? Por que tales cuerpos armados poseen el monopolio de la fuerza, y es más, no es una fuerza que se comande sola, sino que es mueven a voluntad de los poderes del Estado, amparadas por la Ley en un Estado de Derecho, son jerarquizadas y disciplinadas con una clara cadena de mando que se inicia desde el mismo Presidente de la República en razón a que pertenecen al Fisco chileno, es decir a la administración totalmente centralizada del Estado, que no poseen ni han poseído autonomía alguna en un régimen democrático, y que por cierto se financia mediante los impuestos que pagamos todos los contribuyentes.

Lo anterior no son solo grandilocuentes palabras que emitimos los abogados; busca evitar, lo que el periodista Daniel Matamala dijo de forma muy asertiva, de “negociar con la pistola sobre la mesa”, y cuando un cuerpo armado delibera, siempre lleva implícito la amenaza de la fuerza, situación que en una democracia jamás se debe permitir ni ser tolerado, debiendo ser sancionado en el acto mediante despidos, dadas de baja, solicitudes de renuncia e incluso la posibilidad de enfrentar a los Tribunales de Justicia.

Director de Carabineros y las AFPs

AFP, EL FIN DEL MITO

Al ver la entrevista que José Piñera, en TVN; me surgen varias preguntas:

Si busca un debate cívico ¿por qué no responde e interrumpe constantemente al entrevistador? Cuando se refiere a Augusto Pinochet como “Presidente Pinochet” y a Salvador Allende como “Allende” ¿por qué no se le preguntó cómo se eligen los presidentes en democracia? en uno de los pocos casos demostrados de intervención de Estados Unidos en la política de un país extranjero. Cuando muestra un gráfico, sobre el crecimiento económico chileno, señalando que desde 1975 fue exponencial, afirmando que se sacó a 7 millones de personas de la pobreza  ¿Por qué no se mencionó que aún así se posee una pésima distribución del ingreso? es más, el 30% de la población chilena realizan compras de alimento a plazo; alarmante estadística que no fue citada.

El ex ministro leía una carta de AFP Hábitat, en que se señalan que las jubilaciones en promedio de las personas que habían cotizado por 30 años, eran de 650 mil pesos, lo que contradice lo vivido por la mayoría de los profesores (trabajos generalmente estables), que han trabajado 30 o más años, sin lagunas previsionales, ganando sueldos de aproximadamente 700 mil pesos, pero que se han jubilado con 130 mil pesos, ¿sin duda contradictorio no? Lo efectivo, es que lo presentado por Piñera, a lo menos se encuentra totalmente descontextualizado, ya que falsea la pensión promedio entregada por el sistema en su conjunto, que es del orden de los $ 220.000.

Además argumentaba de que la razón de las bajas pensiones otorgadas por las AFPs, eran responsabilidad de las lagunas previsionales en que incurrían los cotizantes, pero ¿quiénes desarrollaron las reformas que apuntan a la flexibilidad laboral? él mismo implementó el “Plan Laboral”.

Teniendo claro que el sistema no entrega las pensiones ofrecidas ¿Qué hace efectivamente el sistema de las AFPs? ¿Por qué no fueron eliminados CAPREDENA (FF.AA.) y DIPRECA (Carabineros, etc.)? y que fue defendido por el Director de Carabineros de forma inconstitucional en un video de You Tube, además el mismo Augusto Pinochet, expresó sus aprehensiones al sistema (Acta 398-A, de 1980); lo efectivo es que las AFPs son los mayores inversionistas institucionales de la economía chilena, moviendo alrededor de USD 180.000.000.000, enorme cantidad de dinero que le pertenece a los trabajadores, en razón que es el dinero generado por la inversión de los cotizantes, pero que es administrado por terceros y que provoca incontables conflictos de intereses, como ocurre con la actual ministra del trabajo Ximena Rincón, quién fue Directora de la AFP ProVida.

*Columna Publicada en el Blog de Coyuntura Política. (https://coyunturapolitica.wordpress.com/)

AFP, EL FIN DEL MITO